Castellano   English
19-09-2014

Plaza Gutenberg de la comunicación científica

La Universitat Pompeu Fabra acoge la cuarta edición del Campus de Comunicación y Cultura Científica

R. Permuy (ACCC). #CGutenberg. El hervidero de tuits publicados entre el 15 y el 16 de septiembre que contenían esta etiqueta en Twitter -según he podido consultar en topsy.com son más de 1.300- es un fiel reflejo del caudal de informaciones intercambiadas por los más de 300 asistentes a la cuarta edición del Campus Gutenberg de Comunicación y Cultura Científica que organiza el Máster de Comunicación Científica, Médica y Ambiental del Institut de Educación Continua (IDEC) de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) i la Fundació "la Caixa", con la colaboración del Observatori de la Comunicació Científica (OCC), la UPF y la Associació Catalana de Comunicació Científica (ACCC).


 

Ponentes del primer debate. De izquierda a derecha: Pierre Fayard, Vladimir de Semir, Cristina Ribas y Gema Revuelta (foto: OCC UPF)

 

Redes sociales, networking, formatos o emprendimiento podrían ser algunas de las palabras clave para definir qué se ha tratado en el evento que ha tenido lugar en el Campus de la Comunicació de la UPF. Hay quien podría echar de menos no incluir "periodismo" en la lista, pero bien es cierto que la diversificación de los perfiles profesionales relacionados con la comunicación de la ciencia se sigue multiplicando -en detrimento del número de "artesanos clásicos" de la información- a medida que el encuentro de la OCC suma ediciones. No hay duda de que los profesionales queremos más páginas de prensa, horas de televisión y radio copadas por temas relacionados con la ciencia, como indica la crónica de El País, pero la crisis ha empujado a que muchos de nuestros colegas reorienten su actividad hacia la comunicación corporativa, institucional -como pueden ser las del departamento de comunicación de hospitales, centros de investigación o universidades, entre otros- e incluso al emprendimiento. Nada sorprendente para los que forman parte del mundillo. De hecho, Cristina Ribas, presidenta de la ACCC, acostumbra a definir la composición de la asociación como un conjunto creciente de profesionales con actividades laborales muy variadas que tienen en común la comunicación de la ciencia. Más allá de que los nuevos hábitos y herramientas de la comunicación hayan podido determinar nuevos perfiles que hayan generado nuevos puestos de trabajo, los activos debates del Campus Gutenberg -un total de cuatro- dejaron bien claro que vivir en exclusiva del periodismo científico es casi una quimera para la inmensa mayoría de los que sudan la gota gorda por poder explicar ciencia en medios de comunicación. Para muestra del nuevo panorama, un emprendedor: Roi Villar, investigador y uno de los impulsores la plataforma de crowdfunding científico ilovescience.es.

 

Actividades a borbotones

Más allá de intercambiar opiniones sobre el devenir profesional, el evento dio margen para conocer nuevas propuestas a través de 17 talleres (muchos de ellos celebrados de forma simultánea) en los que pudimos escuchar experiencias de éxito -e incluso las que se quedaron en el intento de tenerlo- sobre redes sociales, blogs, portales, programas de radio, televisión, exposiciones, concursos, y así un largo etcétera para demostrar que, frente a opiniones repletas de tópicos, la ciencia tiene cabida en más lugares de los que es invitada a participar. Un rico programa de actividades que acogió un amplio abanico de impresiones. El Campus nos permitió reflexionar sobre los modelos de museos científicos -no habiendo consenso sobre si deben tener un papel educador o no-, sobre la sensibilización de la ciudadanía por la investigación con la denominada responsible research & innovation, sobre el papel de los nuevos formatos para la divulgación científica -los monólogos científicos del FameLab en el que participa la FECYT son un ejemplo- o sobre qué entendemos por ciencia divertida. También hubo tiempo para desvirtualizar referentes profesionales entre cañas de cerveza en el Beer for science. La ACCC, un año más, coordinó los denominados microdiálogos, nueve presentaciones muy especializadas a grupos de no más de 30 asistentes, pero también impregnó con sus socios ponencias y el público del evento.

 

Pioneros de la formación

La edición 2014 del Campus Gutenberg también fue escenario de celebración del 20º aniversario del Máster de Comunicación Científica, Médica y Ambiental de la UPF. Unos estudios dirigidos por Vladimir de Semir y Gemma Revuelta, responsables del OCC, quienes también impulsan el evento en cuestión y que hace dos décadas fueron pioneros a la hora de encaminar a profesionales de la comunicación con ansias de hacer llegar más ciencia a la ciudadanía. Más de uno desea larga vida a ambas iniciativas que fortalecen una profesión que no siempre puede gozar de la salud que desearíamos.